fbpx

¡Muy buenas!

Me siento muy feliz de tenerte por aquí, tanto si eres nuevo como si eres habitual.

GRACIAS y, ¡siéntete bienvenid@!

Hoy quiero hablarte de algo con lo que estoy firmemente comprometido, inspirar a los demás a través de la toma de acción.

Además, hoy voy a abordar un asunto desde una perspectiva que, humildemente, considero innovadora y muy esencial por su importancia para las personas: ejercer el copywriting de forma inspiracional.

Es algo que me resulta de lo más divertido porque permite proyectar quién eres realmente.

Ser ‘copywriter‘ automáticamente te convierte en uno de los perfiles profesionales más codiciados del mercado, máxime cuando ayuda a que los proyectos se consoliden tanto en lo que a dinero como a comunidad respecta.

El copywriting es un trabajo muy técnico que basa su esencia en algo tan sencillo como hablarle al avatar del beneficio del producto o servicio que corresponda con el objetivo de persuadirle y llevarle a tomar una acción determinada dentro de sus plataformas digitales, sea comprar, seguirle en redes o suscribirse a su newsletter.

Despierta un magnetismo especial que conecta con lo más profundo de la esencia de cada profesional: su autenticidad, su congruencia y su pasión por lo que hace.

Por eso, en la medida de las posibilidades de cada uno, cada profesional debe trabajar su propio ‘copy’, como mínimo, participando activamente en el proceso de redacción de la manera más integral posible de la mano de un profesional.

Nadie mejor que uno mismo conoce su propia esencia, su propio camino, su propia metodología, su propia forma de trabajar y, sobre todo y fundamentalmente, sus resultados.

Esos pequeños matices del proceso de cada uno deben estar presentes en los momentos más importantes del embudo de venta a fin de despertar confianza.

Ahora, ¿cómo podemos hacer que una persona que no nos conoce de absolutamente nada confíe en nosotros al punto de comprar el producto que ofrecemos?

Trabajando el copywriting en modo inspiracional.

– «Eh, ¿de qué diablos hablas Pablo?».

Te hablo de ejercer la conexión con tu avatar a través del arte de contarle tu propia historia fluctuando a través de las diferentes personalidades de tu público objetivo.

¿Por qué? Porque dos cosas:

La primera es que en ella estás dando ejemplo con tus resultados. Tus hechos hablan por ti.

La segunda es que si te adaptas a la personalidad de todas las personas que hay dentro de tu nicho, venderás más.

Pablo Domínguez: '¿Qué ocurre al dar ejemplo con hechos? Que se ejerce efecto arrastre, inspirando a los demás a seguir tu camino, de forma natural'. Clic para tuitear

 

Actúa como un factor diferencial a la hora de desplegar la máxima capacidad de liderazgo que todos llevamos dentro: inspirar y comunicar con el ejemplo, lo que supone conquistar la cima del desarrollo integral en la vida de toda persona.

Así que hablemos de copywriting, sí, pero sobre todo hablemos de cómo trabajarlo para inspirar a los demás a seguir nuestros pasos.

Se trata de que las ventas sean la causa de tu escalada, consecuencia inevitable del buen trabajo, no el efecto de incidir sobre las necesidades del potencial cliente.

Pero, comencemos por asentar los conocimientos básicos.

 

Definición de copywriting.

El copywriting es el arte de conducir a tu cliente ideal a una toma de acción concreta que nosotros hemos predefinido como objetivo, sin que sea consciente de ello.

Hay quien lo define como persuasión, y no es que sea incorrecto, pero no es ‘necesario’ persuadir a quien se le aporta la solución integral y eficaz ante un determinado problema de mercado. Por sí sola es un imán.

Sí es cierto que, en cualquiera de los escenarios, es una técnica de conversión en cada página de cada web, sea para conseguir suscriptores, seguidores, ‘me gustas’, ver un vídeo, dejar comentarios o, simple y directamente, materializar ventas.

¿Por qué digo que para mí no es persuasión?

Porque aquel que tiene un determinado problema busca la fuente de conocimiento o habilidades que se lo resuelvan.

Cuando la encuentra, el copywriting lo único que hace es comunicar, de la forma apropiada, qué le ofrece esa solución, contando a su vez con la capacidad de eliminar objeciones para que se produzca la transacción.

¿Qué ocurre en ese momento?

Dos cosas.

La primera es que en el momento en el que se percibe que alguien tiene una solución integral a un determinado problema, viviendo de ello, de manera instantánea la mente de su cliente ideal le reconoce como un referente en su campo.

La segunda es que, como consecuencia de la primera, por los resultados que ya está teniendo dicho referente, termina inspirando a su avatar a tomar acción, que a su vez le toma como modelo de referencia.

Esto es exactamente lo que ocurre con los mentores, cuyos resultados les permiten mostrar a los demás el camino a seguir.

Si lo piensas es algo muy natural, ¿no te parece?

Ahora bien, párate a pensar por un instante.

¿Los mentores persuaden o inspiran con su trabajo de copy en sus plataformas?

Ellos no necesitan persuadir a nadie porque ya tienen tal volumen de negocio que ahora se dedican a enseñar sus procesos a quienes vienen por detrás, para hacer de su riqueza un legado ajeno.

Crean así espirales virtuosas de crecimiento exponencial.

¿Consecuencia?

No trabajan el copywriting desde la necesidad de venta, sino desde la autoridad y la abundancia que les otorgan sus resultados.

Esto lleva a una comunicación directa, contundente y simple a la par que congruente.

No se percibe timidez, sino fuerza, seguridad, confianza y determinación.

Pablo Domínguez: 'Un mentor no necesita convencerte de los resultados que ya tiene, tan solo te hace sentir tu potencial a través de su historia de crecimiento y superación'. Clic para tuitear

 

– «Vale, Pablo, pero, ¿Cómo diablos lo hacen? ¿Qué técnicas y procesos emplean para ejecutar esa comunicación?».

Presta atención.

- Clase gratis de 15 minutos -

Cómo escalar tu negocio de formación o servicios en menos de 30 días

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

 

Nociones esenciales sobre copywriting.

Crea tu avatar.

Hay un detalle que se suele pasar por alto en los comienzos de todo copywriter y es que, en los inicios, casi siempre nosotros mismos somos nuestro primer avatar.

De ahí que se suela hablar de «conocer al avatar mejor que a uno mismo», porque está íntima y directamente relacionado con la propia esencia personal y profesional.

Es la base de que podamos comunicar de forma asertiva el valor que aportamos al mercado y cómo eso, por sí solo, tiene la capacidad de atraer a su público objetivo.

Sombra representando el avatar, el cliente ideal en tu proyecto

De modo que, para crear el perfil de tu cliente ideal, tendrás que diseñar al cliente VIP respondiendo las siguientes cuestiones:

– ¿Cuáles son sus valores?

– ¿Cuáles son sus intereses?

– ¿Cuál es el problema que le vas a resolver?

Toda vez tengas respuesta a estas tres preguntas clave, serás capaz de conectar con lo que le realmente le preocupa, para después fijarte en sus sus miedos. Tienes que tener clarísimo qué es lo que le quita el sueño para poder resolver esas objeciones de venta a las que te tendrás que enfrentar.

Así sabrás cómo hacerle sentir ese momento ‘eureka’ cuando encuentre la solución integral que tú le estás dando.

A partir de ello podrás secuenciar el discurso de tu comunicación, incidiendo en primer lugar sobre los puntos de dolor con preguntas agitadoras de conciencia para, a continuación, empatizar con él mientras le muestras cómo solucionaste esa situación.

De esta forma la conexión con tu público objetivo será inevitable porque partirás de la conexión plena con él porque habrás alineado tus valores y tus intereses con los suyos.

Tu propósito, tu misión y tu visión es lograr que sus problemas no se resuelvan, sino que se disuelvan.

Así creas una comunicación magnética que conduzca las ventas.

 

Interioriza tu producto.

¿Se puede hackear el producto de tal forma que estés permanentemente vendiéndolo sin que nadie se dé cuenta de que se lo estás vendiendo?

La respuesta es un rotundo SÍ.

¿Cómo? Muy sencillo.

Crea tú tu propia solución que te lleve a obtener los resultados que le den ese salto que deseabas a tu vida.

– «Pero vamos a ver, Pablo, si ya está todo inventado…».

Sí, en gran medida es cierto en la práctica totalidad de campos, PERO…

El truco está en cómo asimilas, digieres y aplicas toda la información a tu vida para conformar tu propio proceso, aunque sea siguiendo los pasos de un mentor.

En ti, además, influyen muchas más fuerzas que las de ese mentor con el que trabajes, de manera que los matices de tu proceso serán únicos.

¿Qué te quiero decir con esto?

Que analices los pasos y las influencias de tu propio proceso y los ordenes de manera lógica y secuenciada, paso a paso, para después ofrecerlo como infoproducto.

¡SORPRESA!

Una vez hayas hecho esto serás capaz de comunicar los beneficios de tu producto de manera asertiva y atractiva.

Así es como conectarás desde la esencia y será esta la que actúe sin que tengas que pensar.

De esta forma pasarás de escribir y comunicar en modo lógico a hacerlo en modo emocional.

¿Qué es el modo emocional?

El tipo de comunicación cuyo foco está en qué y en cómo te hace sentir, no en las características del producto.

Ahí está la clave de proyectar beneficio de la forma adecuada para que sea el cliente el que venga a ti.

Un par de ejemplos:

Transmite «siente la potencia del Ford Mustang» en vez de «el coche cuenta con más de trescientos caballos».

Transmite «siente la conexión sinérgica» en vez de decir «ven a hacer networking».

Haz que sientan el beneficio, que no se queden en lo más superficial.

 

Hacer sentir los beneficios.

Al hacer gala de los beneficios, si te das cuenta, lo que está ocurriendo es que despertamos el magnetismo que hace que el potencial cliente se sienta atraído como por la ‘acción gravitatoria’ del producto.

En el momento en el que el avatar correcto entra en órbita del producto, es decir en tu embudo de venta, es cuestión de tiempo, según avance en él, que termine materializándose la transacción.

El problema y la solución son como cargas energéticas opuestas de diferentes imanes que se atraen irremediablemente entre sí.

Se trata de hacer sentir al avatar que le vas a entregar algo de gran valor que solvente con eficacia el problema para que, automáticamente, se activen sus impulsos de compra.

Una comunicación codificada en ‘modo supervivencia’, es decir, incidir sobre el miedo de lo que ocurrirá si no aprovecha la oportunidad que estás brindando, tiene la capacidad de estimular el cerebro reptiliano para hacer sentir a esa persona que nos necesita.

Instante en el que se activará el impulso de compra y se efectuará la venta.

Para ello ayuda mucho que el valor percibido, es decir el valor proyectado intelectual y económico del contenido, sea superior al valor del precio real.

Puedes leer más sobre el cerebro reptiliano en el post de cómo generar engagement.

 

Reglas de venta.

A continuación te darás cuenta como, aplicando todas las pautas que te he ido indicando, ya estarás respetando las tres claves esenciales de la venta:

Nadie sentirá que les estás vendiendo.

Generarás emociones, ergo, estimularás las ventas.

Tendrás los resultados que te permitan justificar la compra empleando testimonios y mostrando la garantía.

Piensa que, al igual que tú, tu potencial cliente está programado para desconfiar por naturaleza de todo lo que le están vendiendo porque en el subconsciente todos tenemos grabado a fuego que el mundo está repleto de ‘vende humos’.

Y es tan cierto como que todos en algún momento los hemos sufrido.

Así que tu trabajo es desmarcarte por completo de ellos.

Tu avatar se tiene que sentir seguro tomando la decisión de compra, teniendo la certeza de que obtendrá lo que busca con tu producto.

Las técnicas que hacen sentir urgencia lo que hacen es empujar a la persona a la toma de acción y, aunque puedes utilizarlas, se trata de que tú no necesites de esta técnica para vender sí o sí.

Lo ideal es que, si la usas, sea más adelante como parte de tu estrategia, no siendo la estrategia en sí misma.

Además, piensa que si has sido capaz de crear tu propio método, tu propio infoproducto, todo esto te va a salir completamente natural sin ni siquiera necesitar que nadie te lo diga porque hablar de los beneficios de lo que haces y ofreces emanará de tu interior como lo hace el agua en el nacimiento de los ríos.

Disfrutarás, de dentro hacia fuera, con tu creación y, a partir de ello, fluirás y serás imparable.

 

El poder de las historias.

Hace un instante te hablaba de que las historias de crecimiento y superación son magnéticas.

Te explicaré por qué y cómo debes trabajarlo.

Siempre recurro a este mismo ejemplo por que me parece de lo más contundente y gráfico que existe para ejemplificar su poder e inspirar a la acción.

Último capítulo de Juego de Tronos -calma, no hay spoiler-. Sus guionistas en un ejercicio de poderío inspirador tremendo ponen en boca de Tyrion Lannister lo siguiente:

«¿Qué une al pueblo? ¿Las huestes? ¿El oro? ¿Las banderas? Las historias. No hay nada más poderoso en el mundo que una buena historia. Nadie puede detenerla. Ningún enemigo puede vencerla».

Claro, y, ¿qué es, si no, Juego de Tronos? Pues una de las más grandes historias jamás contadas a través de una gran superproducción.

Fotografía de estatuas místicas, 'disfrutando' de la historia

Esto debería hacerte ver que para vender tan solo necesitas contar tu historia porque a través de ella podrás contar cuáles fueron tus problemas y cómo les pusiste la solución que te ha llevado a ser lo que eres hoy, siendo justo tu oferta de valor.

Algo sencillo, natural y congruente. Sin estridencias cognitivas.

La conexión sucederá por acción de la empatía, nuestra capacidad de sentir lo mismo que el protagonista de la historia que nos están contando, aún sin haberlo vivido.

¿Qué activa la empatía?

La acción de las neuronas espejo.

Operan de forma decisiva en dos escenarios, al tomar decisiones de compra y al buscar pareja.

En ambos casos el responsable de los resultados que obtiene es uno mismo, a partir de su propia capacidad de generar emociones.

– «Eh Pablo, un momento, ¿generar emociones? ¿eso cómo se hace?».

Sintiéndolas tú primero.

Cuando cuentas una historia te conectas con tus emociones a la hora de comunicar y pasas a proyectarlas en tu comunicación.

En el amor y en las ventas las neuronas espejo se comportan de la misma manera, por lo que para vender tu producto, tú mismo tienes que ser tu cliente y fan número uno porque, al conectar con todo lo bueno que llevas dentro y disfrutar tanto con ello, causarás el mismo impacto emocional en la persona que tienes delante.

Para llevarte a alguien a tu terreno tienes que ser capaz de proyectar esa emoción y, precisamente, las historias contadas en primera persona tienen la propiedad de conseguirlo de manera natural al, por acción de las neuronas espejo, despertar esa empatía.

 

La historia del héroe.

Esta estructura narrativa nos lleva acompañando durante milenios y se basa, en línea con lo que estamos comentando, en la premisa de que el desarrollo personal e individual de cada uno es lo que revitaliza a la comunidad.

Ahora viene lo interesante. El desarrollo personal, oh sorpresa, es lo que te hace ser original, diferente, único.

Te permite alcanzar tu máximo potencial.

El recorrido que efectúas a lo largo de todo el proceso es lo que utilizarás para contar tu historia personal y ejercer ese efecto arrastre en los demás por acción de las neuronas espejo, activando la conexión empática en tu avatar.

El arquetipo de la historia del héroe puede ser más complejo, pero vamos a simplificarlo en cuatro claves para facilitar su aplicación:

1 – Partir del mundo ordinario:

Arranca la historia.

Entramos en la vorágine del día a día. Exponemos una situación común, corriente y rutinaria donde, de repente, ocurre algo que nos lleva a sentir algún tipo de agravio en primera persona, lo que nos hace entrar en conflicto y despierta dolor en nosotros.

El dolor de ese conflicto puede tener uno, dos e incluso tres tipos de procedencia: interno, cuando vemos un problema dentro de nosotros, externo, cuando ese problema lo causa una situación que no podemos controlar, o relacional, cuando el problema lo tenemos a la hora de relacionarnos con determinados círculos sociales.

En ese momento sentimos la llamada a la aventura e iniciamos el proceso con la toma sistemática de acción.

2 – Cruzar el umbral a lo extraordinario:

La toma de acción nos hace sentir el reto de la superación, que a su vez lleva al progreso, que a su vez nos lleva a cruzar umbrales que nos transforman.

Es en ese punto donde sabemos que queremos cambiar pero no cómo hacerlo, instante en el que aparece la figura del mentor.

Él nos mostrará, con su conocimiento y habilidades, todo el proceso que hemos de recorrer para ejecutar la transformación integral.

Si ponemos a Aladdín como ejemplo, sería el momento exacto en el que encuentra ese objeto mágico, la lámpara del genio, con la que sus deseos se hacen realidad.

Ese objeto mágico son los conocimientos, habilidades y herramientas que nos muestra el mentor.

Con su puesta en práctica se consuma el aprendizaje, con sacrificio, tesón, constancia y trabajo a lo largo de todo un proceso.

3 – Conseguir lo que se partió a buscar:

Una vez se interioriza ese conocimiento y/o materializa el cambio, la transformación, o la creación de ese proyecto es cuando se produce la llamada muerte de lo que fuimos y el renacer como alguien completamente renovado.

El momento en el que el objeto mágico causa ese cambio tan profundo, desde la raíz, debe proyectarse con cierta solemnidad pues es el punto de inflexión que ‘cambia las reglas del juego’ y enciende el fuego interior de la inspiración y del liderazgo.

A continuación se produce una batalla final, sea a nivel interno, externo o relacional para consumar la nueva resurrección, que se convierte en el gran despertar del ser a partir del que se interioriza todo lo aprendido para culminar la transformación.

En ese instante en el que se altera el sistema de creencias, que es el que domina nuestra conducta, tomamos un camino diferente en automático para perseguir aquello que sentimos que conecta con nuestra verdadera esencia a la que, ahora sí, le estamos permitiendo aflorar en todo su esplendor.

Entonces ya tenemos o hemos creado ese tesoro con el que emprendemos el camino de regreso.

4 – Regresar con ello para compartirlo:

Ya estamos listos para darle a la sociedad, al mundo, aquello que necesita; aquello que nos ha cambiado la vida y nuestra perspectiva del mundo.

Puede tener muchas formas: infoproductos, servicios, productos, charlas… eso dependerá de cada uno.

En ese instante ya habrás pasado a ejercer como mentor como consecuencia de haber creado tu propia tu propuesta de valor.

Esa propuesta de valor es el elixir del conocimiento, de la sabiduría, que te hará regresar al mundo ordinario como alguien que se ha transformado a sí mismo, algo así como un ser de luz transformador.

Ofrecerás el mismo proceso que te has aplicado a ti.

De nuevo, date cuenta cómo trabajando de esta manera, no estarás ‘vendiendo’ el producto, sino que realmente estarás inspirando a la acción a tu avatar de forma natural dando ejemplo con hechos.

Le dirás a tu avatar qué tiene que hacer porque tú lo estás haciendo y sabes que funciona, en vez de hacer otra cosa diferente.

Es esencial partir de la congruencia como cimientos de todo proceso de crecimiento.

– «Oye, Pablo, pero, ¿Por qué contar mi historia?».

Vale, voy a tratar de ser gráfico en la respuesta.

¿Te has dado cuenta de por qué triunfan todas las grandes series y películas?

Gambito de Dama, Juego de Tronos, Interstellar, Star Wars, Ha Nacido Una Estrella, Lalaland, El Señor de los Anillos, Titanic, Gladiator, Matrix, Atrápame si Puedes, Ocean’s Eleven o cualquier otro título que te venga a la mente.

¿Qué tienen todas ellas en común?

Que todas centran y basan su historia en el proceso personal de los personajes.

Toda la trama se centra en eso y, eso, es lo que te engancha porque estamos programados para ser cotillas y no lo podemos evitar.

Somos muy simples, ¡lo que ocurre es que no nos paramos a verlo ni a trabajarlo!

Por eso, si quieres conectar y enganchar a tu público, ¡cuéntales tu historia de superación profesional!

- Clase gratis de 15 minutos -

Cómo escalar tu negocio de formación o servicios en menos de 30 días

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

 

Desplegando la técnica.

El copywriting se hace a lo largo de todo el embudo de venta digital.

Da igual que sea una página de venta, un tuit, un post en Instagram, un post en el blog de tu web, un vídeo en YouTube, un email de tus campañas de mailmarketing, tus anuncios de Facebook o Instagram Ads, tu webinar…

En toda aportación de valor hay copy y, como tal, debe venir seguida, siempre, sin excepción, de una llamada a la acción.

Toda publicación combina la aportación de valor con una llamada a la acción estratégica, siendo esa la esencia real del copywriting para lograr los objetivos de conversión.

En realidad, la conversión no es más que el paso de un punto A a un punto B del avatar en el embudo.

Es decir: se trata de ir guiando al avatar por tu sistema: de tus redes sociales a un post de tu web, o de tu web a tu newsletter (conversión a suscriptor) o de la newsletter a la compra (conversión a cliente), etc.

En cada una de las diferentes capas del embudo de venta el objetivo será diferente: en un tuit lo que interesa es que sigan leyendo contenidos dentro del blog; dentro del blog interesa que se suscriban a la newsletter; dentro de la newsletter ya sí llegará el momento, en fase de venta de automatización, de hablar de la venta más directamente.

Los embudos requieren que se respeten las fases de la generación de confianza.

Pablo Domínguez: 'Si cuando estás conociendo a alguien no le pedirías que se case contigo en la primera cita, tu comunicación digital tampoco puede ir directa a la venta'. Clic para tuitear

 

La ventaja de los sistemas digitales es que puedes diseñar la comunicación y el camino que quieres que sigan sin necesariamente tener que estar tú encima, paso a paso, hasta conducirlo a la venta con naturalidad.

Es magnífico.

 

Comunícate de forma interactiva.

Dando por hecho que serás capaz de generar contenido relevante para tu audiencia en tu embudo de venta, la gracia del sistema está en darle ese cariz conversacional.

Se trata de hacer el juego de preguntas y respuestas, porque subcomunicarás que empatizas con ellos y transmitirás mucha más cercanía.

– «¿Empatía? ¿Cercanía? ¿Para qué es todo esto?».

Para aumentar y fortalecer los vínculos, los niveles de conexión y, en suma, propiciará que en posts tan largos como estos se estimule activamente la atención.

Lo captas, ¿verdad?

Además, ¡pídeles que interactúen contigo! Que te dejen comentarios en el blog, que te sigan en redes, que se suscriban a la newsletter… ¡lo que sea!

Dependerá de tu estrategia, pero debes hacerlo para generar engagement.

Y si durante las más de tres mil setecientas palabras que llevamos ya en este post hemos hecho referencia directa a la importancia de hablarle a los problemas del avatar de nuestro beneficio, es decir emplear una comunicación puramente emocional, también es importante adelantarnos a sus objeciones.

Piénsalo.

¿Por qué hay muchas webs que tienen secciones de preguntas frecuentes?

Porque saben cuáles son las objeciones que encontrarán por parte de su público objetivo, por tanto, se adelantan reconociéndolas y resolviéndolas.

De esta manera no solo se neutralizan las barreras psicológicas de entrada sino que, además, generan la confianza necesaria para convertir al avatar en cliente.

Advertencia de responsabilidad:

Si usas toda esta información para engañar o manipular, asume las consecuencias en el momento en el que salte la liebre. Las mentiras tienen las patas muy cortas.

¿Capisci?

Dicho todo esto, vamos a hablar de la inspiración, de cómo trabajarla y cómo esta a su vez contribuye a que lideres tu vida y, a mayores, te permita liderar a los demás.

 

Qué es la inspiración.

Comencemos por acudir a su significado.

Según las diversas definiciones que encontramos en Google, al buscar «significado de inspiración«, encontramos:

1 – Acción de introducir aire u otra sustancia gaseosa en los pulmones.

2 – Estímulo o lucidez repentina que siente una persona y que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a un problema, la concepción de ideas que permiten emprender un proyecto, etc., especialmente la que siente el artista y que impulsa la creación de obras de arte.

3 – Persona o cosa que favorece o estimula la creación artística.

4 – Influencia que determina el estilo, la ideología o el modo de ser de algo, especialmente de una obra de arte u otra creación.

Fíjate como incluyo la primera, que está relacionada con la respiración, porque tener inspiración con la que trabajar y desarrollar tu proyecto, de alguna manera, es como respirar y fluir con la vida: necesario para tener esa sensación de libertad y capacidad creativa con la que hacer frente a la incertidumbre.

Básico en toda clase de emprendimiento.

Mujer respirando y fluyendo

Ahora bien, si hay que hablar de un significado directamente relacionado con el emprendimiento, para mí los matices cambian:

La inspiración es la determinación que nos pone a trabajar en una carrera de fondo. Es el fuego interno capaz de impulsar nuestra pasión y permitir que emane nuestra esencia personal y profesional, de dentro hacia fuera, proyectándose de tal manera que nos permita crear nuestro camino a diario, sin abandonar, despertando y avivando ese fuego en otras personas.

Que no es lo mismo que la motivación.

La motivación es un chute de energía de procedencia externa, nos hace elevarnos a ese nivel durante un tiempo finito y, después, conforme vino, se va.

Así que no es motivación lo que quieres.

Tú quieres inspiración porque, una vez se encienda, conectarás con el tesón y la constancia. Tendrás la determinación de alcanzar tu objetivo. Cueste lo que cueste. No para de ir a más y, eso, se contagia.

De hecho, de alguna manera, en eso consiste el liderazgo, en abrir camino en solitario de manera exitosa y saber comunicarlo asertivamente para que los demás puedan seguir una nueva senda que nadie antes se había planteado para, a su vez, estimular el tejido social como si una espiral virtuosa se tratara.

Justo aquí entra en escena el copywriting, cuya esencia no tiene que tratarse puramente de vender: sino de hacernos sentir, de hacernos vibrar, en la misma sintonía del éxito de esa persona que ya ha recorrido ese camino.

Vemos el impacto y el resultado de ese proceso y, entonces, emerge con efervescencia el deseo de seguir sus pasos.

Hacer ese mismo proceso que le ha permitido elevarse, hasta poder ayudar a los demás.

Ahí, en la generación de las emociones correctas, es donde está la magia y donde las ventas llegan por sí solas.

– «Venga, Pablo, va, todo eso suena muy bonito pero, ¿cómo y dónde se hace?».

Cierto, hemos hablado de teoría, pero en la práctica, ¿dónde se hace?

 

Ejecución práctica.

Todo es muy simple, realmente simple.

Puedes desarrollar un copywriting que inspire a los demás allí donde la estrategia te permita contar tu historia.

Ahí está la clave, presta atención:

1 – La página «Sobre mí» de tu web:

Desarrolla tu propio storytelling sea basado en el proceso que has recorrido y lo que has encontrado de valor, que ahora vuelves a compartir, o en el arquetipo que te expliqué de la historia del héroe.

Si te das cuenta, tu historia, bien trabajada, permite que funcione como un embudo que permita, en primer lugar, generar esa conexión íntima con tu avatar para, después, captar leads para tu embudo de automatizaciones de email marketing o habilitar un formulario de contacto en el que ofrecer, bien consultoría, o bien cualquier objetivo congruente con tu estrategia.

Incluso podrías ir directamente a la venta de tu infoproducto, según tu estrategia y el tipo de producto que hayas creado.

De hablar de tus puntos de dolor, pasas a cómo solucionaste tus problemas y cómo eso a su vez transformó tu vida, siendo lo que ahora ofreces al mundo para ayudar a la mayor cantidad de personas posible porque sabes que es algo bueno y que funciona.

No solamente estarás eliminando objeciones -aunque no necesariamente todas- sino que, en cuestión de minutos, puedes conseguir pasar de ser un completo desconocido a un referente que despierte toda su confianza.

Como sabes, la confianza es el principio básico de las ventas.

Puedes contar tu historia en el formato que quieras, aunque yo te recomendaría el más esencial de todos: el texto.

A quien le gusta leer sabe que pocas cosas hay más ‘mágicas y poderosas’ que estimular la imaginación para hacer sentir.

Es mejor que mostrar imágenes explícitas, para lo que siempre tendrás tiempo en el webinar o en lanzamientos PLF.

En esencia, se reduce a poner a trabajar las emociones de los demás a tu favor con el fin de aportarles algo que es bueno tanto para ti como para tu avatar.

Para inspirar el cambio tienes que aportar valor dando ejemplo.

Una vez tengas resultados, contar tu historia hará el resto del trabajo.

2 – Tus automatizaciones de mailmarketing en Active Campaign:

Ya hemos hablado de esto anteriormente.

Automatizar tu mailmarketing es una de las mejores decisiones que puedes tomar.

No solo es un sistema que te permite generar suscriptores, como ya te conté, sino que te permite contar y dosificar tu historia envío a envío, email a email.

De hecho, realmente deberías basar cada una de las diferentes partes del embudo de mailmarketing en tu historia, en tu camino.

No están comprando tus productos, te están comprando a ti.

Si confían y creen en ti, venderás.

Por eso la autenticidad cobra una importancia trascendental.

Si en lo que haces no existe autenticidad estarás muerto aunque logres vender, porque, al final, caerás.

En cambio si lo que haces es producto del fuego interior que late en ti, de lo que te inspira a ponerte a trabajar todos los días, no solo no caerás nunca sino que poco a poco irás escalando con una integridad incontestable.

Pablo Domínguez: 'Lo que fluye de forma natural es tan inagotable como inevitable que se termine consolidando con el paso del tiempo'. Clic para tuitear

 

Ir desgranando poco a poco tu historia provocará ese efecto Netflix de desear ver y saber más en el siguiente episodio.

Eso, diseñado de la forma correcta para cada una de las diferentes fases del embudo de venta, estratégicamente, creará las condiciones que harán inevitable que termines vendiendo tu infoproducto.

Solo hay que querer hacerlo bien.

Recuerda que tratamos con personas cuyo comportamiento arraiga en su psicología, por tanto tienes que codificar tu propuesta de valor de acuerdo a cómo es y cómo vive tu avatar para conectar con él.

Considero que a estas alturas ya has captado cómo se debe hacer.

3 – Anuncios en redes sociales.

– «¿Cómo, Pablo? ¿Contar mi historia en un anuncio de escasos segundos en redes sociales?».

Sí, entiendo que te resulte chocante, pero sí, se puede, y en esencia es más fácil de lo que parece porque estamos hablando en términos estrictamente de comunicación.

Como bien sabes, las ideas se pueden sintetizar y condensar o desarrollar y expandir tanto como deseemos.

Aquí se trata de hacer un ejercicio de síntesis y ser direccional.

Por una parte queremos que el avatar haga click en el enlace para redirigirlo al lugar de nuestro embudo que corresponda, sea la landing de registro de nuestro webinar u otra donde, por ejemplo, se suscriba a nuestra automatización.

Esa será decisión estratégica tuya.

Ahora bien, ¿cómo se sintetiza una historia en unos veinte segundos?

Te pongo un ejemplo de copywrting inventado, pero válido 100% para dirigir a una landing de registro de un webinar.

Por ejemplo, imagínate:

«Hace cinco años no tenía ni idea de qué hacer con mi vida y ahora estoy facturando cinco cifras al mes. Si tienes curiosidad, te invito a conocerme en la masterclass de 15 minutos del próximo jueves en la que te daré las tres claves de cómo he materializado esta transformación. Haz click aquí abajo para apuntarte, te veo dentro».

¿Lo ves?

Inicio + fin de la historia + llamada a la acción = conversión.

Tus resultados generan curiosidad y hacen que tu avatar quiera saber más, ergo se apuntarán.

Sorpresa, ya estarás captando leads.

La comunicación sencilla y direccional convierte.

Somos nosotros los que nos complicamos la vida, así que dejemos de hacerlo.

4 – Tus webinars.

De nuevo, el patrón de contar nuestra historia se repite.

Si te fijas todos los webinars de los referentes del marketing digital, a grandes rasgos, funcionan así:

1 – Presentación y planteamiento de una propuesta de valor única al inicio, solo para quienes se queden hasta el final para enganchar.

2 – Te cuentan su historia, sus orígenes, su proceso y los beneficios de los resultados que ahora comparten contigo.

3 – En su historia te explican quiénes son, de dónde vienen, su qué, su por qué y su para qué lo hacen.

4 – Pasan a mostrar la promesa de valor, aquello por lo que te apuntaste, dándote 3 claves o secretos.

5 – Proyección de la propuesta de valor exclusiva: oferta de venta o paso a la llamada donde les cualificarás antes de darles el precio.

6 – Preguntas frecuentes, respuestas y cierre.

Su esencia se basa en la identidad propia de cada persona y su propuesta de valor.

Pablo Domínguez: 'La gente que triunfa comunica permanentemente quién es y cómo puede contribuir a que el mundo sea un lugar mejor para así poder ayudar a su público objetivo'. Clic para tuitear

 

En eso se basan las relaciones humanas.

Todo va a lo mismo: nuestra esencia antropológica.

Hay mucho más que profundizar en los webinars, pero ese ya es contenido que podrás ver dentro del mentoring.

5 – Lanzamientos con PLF:

Una vez más estamos ante una fase de venta basada en tu historia.

Secuencia de cuatro vídeos:

1 – El héroe cuenta su historia y habla de la oportunidad que trae.

2 – Se muestran los resultados que acreditan todo el potencial de la transformación.

3 Presentación del método profesional único, la experiencia.

4 – Fase de venta final: presentación del problema del avatar, preguntas de agitación y proyección de la solución.

Fíjate que todas las herramientas con las que se trabaja la ejecución práctica basan todo el peso de su estrategia en la historia personal de cada uno.

Ahí, una historia de héroe bien trabajada, permite incidir fácilmente sobre los puntos de dolor y hacer una buena proyección de tu oferta.

Pero, sobre todo, permite inspirar a la acción a tu avatar dándole ejemplo con hechos.

Tú tienes los resultados que él desea y, además, puedes ayudarle a conseguirlos.

Si quieres profundizar en la Fórmula de Lanzamiento, puedes ver aquí el artículo que le dedico en exclusiva, al Product Launch Fórmula.

Pero espera, que aún falta un detalle que ni te imaginas lo trascendental que es y del que nadie más te hablará, trabajar el copywriting desde el…

 

Process Communication Model.

¿Y si te dijera que todo esto de lo que hemos hablado hasta aquí en el post no es más que la mitad del camino para hacer copywriting?

¿Y si te dijera que cuando hacemos campañas de publicidad tan solo nos dirigimos a aquellas personas que tienen exactamente nuestra misma personalidad?

¿Y si te dijera que no hay un modelo de personalidad, sino seis?

¿Y si te dijera que existe una forma de lograr llegar al cien por cien de esas seis personalidades que están en tu nicho de mercado?

¿Y si te dijera que esa forma ya se ha probado antes y que le dio a Clinton la presidencia de EEUU arrasando en las elecciones del 92 por 370 a 168 votos electorales frente a Bush?

¿Y si te dijera que esa forma de comunicar tiene el potencial de disparar tu facturación entre un 70% y un 95% más?

– «Pero Pablo, ¿qué demonios me estás contando? Esto tiene que ser una broma, ¡no puede existir algo así!». 🤯😱

Pues no, no es una broma.

Es completamente real y, para mi sorpresa, es un modelo de comunicación que trabajan todas las grandes compañías pero que, curiosamente, resulta prácticamente ignorado por las pequeñas y medianas empresas.

En esencia, consiste en conocer y detectar cuál es tu personalidad, al tiempo que te conviertes en una persona y un profesional capaz de fluctuar por cada una de las seis personalidades que existen para maximizar el impacto de tu mensaje.

Sí, a mí se me quedó la boca abierta cuando conocí este sistema de trabajo que puedes conocer en otra entrada del blog en la que hablo del Process Communication Model. Te aseguro que es un concepto que te volará la mente.

La magia del marketing no es el marketing, sino la psicología que se encierra tras él para proyectar una comunicación total capaz de elevarnos hacia nuestros objetivos.

Combinar el copywriting y el PCM es como detonar tu contenido y soluciones en forma de bomba nuclear en la mente de tu avatar.

Explosivo, rotundo, ganador.

Así es como se trabaja el copywriting de manera inspiracional.

Se trata de sacar al comunicador total que todos llevamos dentro de forma que se genere la confianza necesaria para conducir a la compra.

Es todo por hoy.

¡Espero haberte sido útil!

¿Quieres más? Te veo en el mentoring.

Mientras tanto, ¡te espero en el siguiente post!

Os veo dentro, un fuerte abrazo, creadores.

#CrearEsGanar⚡🚀

- Clase gratis de 15 minutos -

Cómo escalar tu negocio de formación o servicios en menos de 30 días

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

error: Contenido protegido.

Pin It on Pinterest

Share This