fbpx

Trabajar la esencia, la congruencia, ir a la raíz de las cosas, son acciones imprescindibles para, después, proyectar autenticidad y, recuerda, la autenticidad es clave para tener éxito.

Jamás crecerás si no empiezas a construir, ladrillo a ladrillo, desde el autoconocimiento.

Si eres un lector habitual, ya conoces el eneagrama, el Process Communication Model o el Ikigai; tres herramientas básicas para conocerte de forma clara.

‘Auto-investigarte’ con ellas, por este orden, te permitirá entenderte mejor y tener una perspectiva panorámica más nítida de quién eres y cuál es el valor que tienes para aportar al mundo.

Pablo Domínguez: 'Jamás obtendrás en tu vida nada de un valor superior al tuyo propio'. Clic para tuitear

 

Ahora bien, para trabajar en tu valor, tienes que saber qué quieres hacer con tu vida. Hacia dónde quieres caminar.

La vida nace de dentro hacia fuera; solo así puedes recoger lo que siembras.

Ahora, si no siembras lo que quieres, recogerás lo que no quieres.

Todo comienza y termina en ti.

Por eso, una vez que ya hayas trabajado con las herramientas anteriores, llega el momento de definir la ‘personalidad de tu comunicación’.

A este respecto, permíteme diferenciar dos vías:

1. Salir con tu marca personal: como hice yo, te permitirá trabajar siendo tú, sin más, fluyendo en todo momento. Garantiza la congruencia y la direccionalidad hacia tus objetivos, indistintamente del tiempo transcurrido. Te permite pivotar rápido. Para mí siempre será la mejor opción.

2. Salir con una marca empresarial. Cuesta construirla, requiere inversión, los tempos se alargan y corres el riesgo de perder foco, norte y esencia si no hay un Project Manager direccional experto en marketing y comunicación, con objetivos cristalinos. Opción válida pero no la recomiendo al inicio.

Ten presente en todo momento lo que te expliqué tanto en los posts de comunicación disruptiva como en el de principio de relevancia: la congruencia es la piedra angular del arco de todo proyecto a la hora de que fluyan las ventas.

Sin congruencia no se proyectará autenticidad y, sin autenticidad, las ventas tarde o temprano cesarán.

Dicho esto, para arrojar más luz a tus posibles inquietudes y dando por hecho que ya has trabajado con todas las herramientas de las que te he hablado en esta introducción, vengo a traerte otra herramienta esencial para que trabajes tu marca como Dios manda.

Los arquetipos de marca.

Los arquetipos de marca conforman el ‘círculo dorado de la comunicación emocional’ con tu avatar. Emergen de tus valores, creencias y comportamientos para dotarte de polaridad; crucial para la venta.

Este círculo es un marco de referencia creado por el psicólogo Carl Gustav Jung, que dieron el salto al mundo del marketing cuando Margaret Mark y Carol S. Pearson publicaron su libro «El héroe y el fuera de la ley«, cuyo objetivo era crear conexiones auténticas con el cliente ideal.

Tanto fue su éxito que sus doce arquetipos pasaron a formar parte del día a día del trabajo en el mundo del marketing.

– «Vale Pablo, pero… ¿Cómo que la polaridad es crucial para la venta?».

Muy sencillo.

Cuanto más polar seas en tu comunicación y te ‘posiciones’ en un determinado campo, más fácil será que conectes con tus iguales. También ayudará a que seas recordado al generar contraste estratégico, tal como te expliqué en el post de comunicación disruptiva.

Fíjate. Al igual que las pilas generan electricidad cuando se tocan entre sus extremos, polos negativo con positivo, para que funcione un determinado dispositivo, en la comunicación solo fluirá la energía, es decir, las ventas, cuando de verdad cuando te posiciones.

La tibieza en la comunicación es quedarse a medio camino, en tierra de nadie y, ahí, tal vez vendas pero nunca tanto como realmente podrías hacerlo si te posicionas de la forma correcta.

Porque no.

No se trata de hacer cualquier cosa para llamar la atención.

No va de cometer estridencias fuera de lugar, sin ton ni son.

No has de regalar tu atención a cualquier precio; es tu principal poder.

De lo que se trata es de posicionarte de manera sobria y estratégica, de acuerdo a unos determinados objetivos de venta y, los arquetipos de marca, vienen, justamente, a dar las directrices necesarias para hacerlo bien.

– «Eh, vale y, entonces… ¿Qué hay del ‘círculo dorado de la comunicación emocional’?».

Presta atención: estos son los doce arquetipos existentes de marca, que a su vez se subdividen en cuatro tríadas motivacionales.

1. Tríada de la independencia y la realización: inocente, sabio y explorador.

2. Tríada del riesgo y la excelencia: rebelde, mago y héroe.

3. Tríada de la comunidad y la diversión: amante, bufón y amigo.

4. Tríada de la estabilidad y el control: cuidador, gobernante y creador.

Arquetipos de marca - Tipos de personalidad - Carl Gustav Jung

 

Como puedes ver, en el anillo central de la ilustración tenemos las cuatro tríadas; en el segundo las conductas de cada arquetipo y, finalmente, en el tercero y más externo, están cada uno de los doce arquetipos de marca.

Esta herramienta te permitirá identificar rápidamente la esencia de la personalidad de tu marca. Si, como te recomiendo, es marca personal, será el reflejo de tu propia personalidad, lo que te permitirá generar aún más magnetismo.

Al identificar las tuyas podrás posicionarte y, lo más importante, conectarás de forma completamente natural con las emociones que motivan la toma de acción de cada uno de ellos, para pasar a proyectarlas.

Piénsalo.

Pablo Domínguez: 'Tú no quieres parecer un robot, comunicando en modo lógico y monótono. Tú quieres ser un comunicador versátil, extrovertido y abierto al mundo'. Clic para tuitear

 

Como seres relacionales y de encuentro que somos, nos mueven las emociones y eso es lo que nos hace conectar, gracias a la acción de las neuronas espejo, que nos hacen sentir las mismas emociones que nos proyectan.

OH SORPRESA, sí, se pueden generar emociones de manera deliberada y planificada en nuestro target para conseguir el efecto que queremos: en este caso generar ventas y progresar con nuestro proyecto.

ACLARACIÓN: no se trata de manipulación, esto no va de jugar con la gente; se trata de trabajar bajo el principio de relevancia, de manera que permita que tu valor sólido ayude a las personas que de verdad lo necesiten.

Y justo ahí entran en escena los doce arquetipos de marca: para ayudarnos a proyectarlas, partiendo de nuestra congruencia y de la relevancia de la solución que estamos aportando al mundo.

Así que, vamos al meollo de la cuestión.

- Clase gratis de 15 minutos -

Cómo escalar tu negocio de formación o servicios en menos de 30 días

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

 

¿Cómo es y qué caracteriza a cada uno de los doce arquetipos de marca?

 

Inocente, el optimista.

Actitud: conciben el mundo como un lugar feliz; buscan el bienestar de los demás, lo que les lleva a mostrarse de manera honesta y confiable. Siempre envueltos en un halo de optimismo. Infantiles, transparentes y bondadosos. Encuentran sencillas y buenas soluciones.

Objetivo: la felicidad, propia y ajena.

Mayor temor: caer en el aburrimiento; quieren sentirse y hacer sentir bien.

Mensaje: buscan que todo esté bien, que todo vaya bien. Desean estar felices, disfrutando de la amistad, con ese halo de optimismo y bienestar.

Descripción: tienden a inspirar ideales y valores utópicos con su trabajo. Sus matices de ingenuidad, tintes nostálgicos por la infancia y la juventud hacen que se les perciba como marcas soñadoras.

Estrategia: les caracteriza el optimismo: «todo va a salir bien».

Colores: amarillo, rosa, rojo.

 

Sabio, la fuente de conocimiento.

Actitud: atesoran más y más conocimiento y conceden gran importancia al trabajo de analítica para saber qué está ocurriendo en todo momento en su entorno o en el mundo. Incentivan el aprendizaje. Leales a la ciencia y maestrías. Habla la voz de la experiencia.

Objetivo: desean la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Acumulan y expanden su conocimiento todo lo posible para convertirse en referentes dentro de tu sector. El conocimiento es poder.

Mayor temor: no saber, no conocer. Ignorar cosas.

Mensaje: el mundo se comprende e interpreta mediante el estudio y la investigación. Así se recopila toda la información y conocimientos necesarios para proceder de forma inteligente.

Descripción: estas marcas, con su actividad y progreso, inspiran inteligencia y sabiduría. Su pericia y maestría les permite innovar con la tecnología.

Estrategia: al atesorar tanto conocimiento, por un lado sienten la necesidad de buscar más información, al tiempo que comparten la que ya tienen.

Colores: negro, gris, azul, rojo.

 

Explorador, el que descubre.

Actitud: proyectan una autenticidad aplastante. Huyen de la rutina. Les encanta la libertad, la aventura, ser independientes y atreverse a todo. Suelen tener cierto toque de descaro. Invitan a la asunción de riesgos. Experimentan y descubren nuevas emociones.

Objetivo: no paran de investigar, retarse y explorar la vida. Mentes inquietas que huyen del aburrimiento. Les seduce la idea de estar en perpetuo proceso de reinvención. Les encanta sorprender.

Mayor temor: caer en el estancamiento. Detestan sentirse encasilladas o desfasadas; fuera de juego.

Mensaje: «la vida está para vivirla con plenitud».

Descripción: su forma de ser tan particular les hace inspirar un profundo anhelo de libertad. El hecho de atreverse a todo les dota de un halo de autenticidad inquebrantable. Les mueve la valentía, su ambición por conquistar sus metas individuales. Esencia inconformista.

Estrategia: como no para de experimentar y hacer cosas diferentes de maneras diferentes, tiene una capacidad enorme innata de sorprender en cualquier momento. Se diferencia del resto por pura forma de ser.

Colores: verde, marrón, rojo, ocres.

 

Rebelde, el forajido.

Actitud: inconformistas que cuestionan el poder y quieren cambiar las reglas establecidas; buscan romper moldes, esquemas o patrones establecidos. Desobedientes. ‘Arrasan’ con todo y crean su propia realidad. Les da igual tanto si encajan como si no.

Objetivo: hacer frente a todo lo convencional.

Mayor temor: la mediocridad.

Mensaje: «saca tu rebeldía, las normas están para romper con ellas».

Descripción: su esencia tan diferente y disruptiva les permite proyectar ese halo de extravagancia e irreverencia, lo que a su vez les permite innovar gracias, precisamente, a su carácter rebelde.

Estrategia: logran posicionarse como un referente dentro de un campo determinado. Se saben y se sienten rebeldes, lo que hace que les resulte muy fácil romper patrones predeterminados y sacar su lado más salvaje y auténtico en público.

Colores: naranja, rojo, negro.

 

Mago, el que inspira.

Actitud: se centran en la transformación para hacer los sueños de sus clientes realidad. Cuentan con tintes de fantasía y espiritualidad. Carismáticos, de gran imaginación y capacidad inspiracional. Seguros de sí mismos. Convierten lo ordinario en extraordinario.

Objetivo: inspiran al público a mirar hacia adentro de sí mismos para encontrar y explotar su potencial dormido.

Mayor temor: no lograr inspirar a los demás para que tomen acción.

Mensaje: «yo ya he hecho que las cosas sucedan, ahora puedo ayudarte a hacer lo mismo, materializando tus deseos».

Descripción: se mueven en el mundo de la imaginación, lo que les lleva a ser marcas soñadoras. Ahora, canalizan todo eso en acción, lo que a su vez les lleva a hacer que las cosas ocurran, ejerciendo una gran fuerza de arrastre para sus iguales, a los que inspira a seguir sus pasos.

Estrategia: crean y desarrollan una gran visión, su visión, viviendo por y para ellas con el propósito de transformar la realidad.

Colores: morado, negro, gris.

 

Héroe, el valiente.

Actitud: proyectan y representan el éxito a partir del esfuerzo. Cuentan con un espíritu ganador a prueba de bombas y una capacidad de empuje descomunal. Terminan lo que empiezan; conquistan sus metas, logrando victorias con honor. Transforman, renuevan y mejoran el mundo.

Objetivo: proyectan su valor y calidad de manera incontestable, como consecuencia del trabajo constante y del afán de superación en uno mismo. Su capacidad de trabajo les alza a actos heroicos, luchando por el bien común, a fin de dejar un legado que mejore lo que lo encontraron.

Mayor temor: les aterroriza sentirse débiles. Jamás van a permitirse parecer cobardes o conformistas.

Mensaje: «adopta un mindset ganador y crea tus sueños. El trabajo siempre tiene premio».

Descripción: son marcas con grandes aspiraciones y una gran proyección. Sus valores tienen que ver con la perseverancia, la constancia, la motivación, el trabajo y la disciplina, que irremediable e inexorablemente llevan, siempre, a la valentía, la competencia y el triunfo.

Estrategia: inspiran a los demás a la acción mediante un discurso motivacional donde proyectan la capacidad de cada uno de conquistar sus metas.

Colores: rojo, azul, negro, gris.

 

Amante, el pasional y sensual.

Actitud: se presentan de modo seductor y pasional. Basan su comunicación en el deseo, la belleza y el atractivo sexual; evocan el placer y la intimidad.

Objetivo: hacer que cualquier persona se sienta deseada por los demás.

Mayor temor: detestan la soledad y sentirse rechazados.

Mensaje: «tú ya vales mucho». Hace sentir único al cliente ideal.

Descripción: su moneda de cambio es la pasión, de la que se desprende una comunicación sensual y romántica. Se muestra elegante y sensible. Tienen unos ideales sólidos y definidos.

Estrategia: se fijan en el atractivo físico y prometen belleza, de lo que emerge una comunicación con un toque erótico que fluye a través de emociones conectadas con el amor, creer en uno mismo y el deseo.

Colores: negro, rojo, fucsia.

 

Bufón, el que se divierte.

Actitud: se presenta de un modo sereno, inocente, accesible, divertido y despreocupado, lo que le permite aportar ese punto de juventud y frescura tan ligado a los buenos momentos. Sencillo; no quiere complicaciones. Orgulloso de entretener a los demás.

Objetivo: hacer que todos a su alrededor disfruten, se diviertan, se rían y lo pasen bien.

Mayor temor: caer en el aburrimiento; quieren ser divertidas, el estímulo positivo de su entorno.

Mensaje: la vida es simple y corta; vive y disfruta al máximo el momento presente. Carpe Diem.

Descripción: su moneda de cambio es un humor creativo y la alegría. Les encanta divertirse. Por eso se muestran optimistas, irreverentes e, incluso, un con un punto de descaro.

Estrategia: se fijan siempre en el lado positivo y más amable de las cosas, lo que les permite fluir desde una espontaneidad genuina. De ahí que se comuniquen buscando la diversión, con toques irreverentes.

Colores: azul, naranja, amarillo, rojo.

 

Amigo, el que conecta.

Actitud: huyen de la ostentación, buscan encajar en la sociedad. Integrarse, conectar. Humildes. Modestos. Prácticos en su desarrollo; no le interesa ser especial.

Objetivo: ofrecer respuestas reales ante los problemas reales, solucionando necesidades.

Mayor temor: no conectar porque no se les entienda.

Mensaje: que todo el mundo tenga las mismas oportunidades, por igual. Suelen tener precios bajos.

Descripción: viven el día a día de manera realista, conectan a través de la empatía, por lo que resultan fáciles de entender. Siempre se muestran amables, con ganas de colaborar con los demás.

Estrategia: buscan generar confianza en el cliente mostrando sentido común, lo que les permite mostrar su empatía por el cliente. Conectan con su realidad. Su oferta se basa en la igualdad.

Colores: amarillo, azul, rojo.

 

Cuidador, el protector.

Actitud: cuentan con un marcado carácter protector, como el de un padre con sus hijos. Construyen seguridad y confianza.

Objetivo: ser un espacio de seguridad, donde ayudar y proteger a quien lo necesite. Buscan el bienestar de los demás, promoviendo el ideal de cuidar de quienes sufren o han sido descuidados.

Mayor temor: ponerse en riesgo.

Mensaje: piensan en los demás, sobre todo en los que más quieren, y su deseo es cuidarlos y protegerlos ante cualquier tipo de amenaza.

Descripción: muestran una esencia muy cercana y tranquila de la que emerge su generosidad. De marcado carácter compasivo y altruista, ofrecen su protección a quien les necesite.

Estrategia: no paran de hacer entender a todo el mundo su determinación y afán de proteger y ayudar a los demás. Su forma de ser tan empática les hace generar una gran calma, seguridad y confianza de los demás hacia ellos.

Colores: gris, rojo, azul.

 

Gobernante, el poderoso.

Actitud: líderes carismáticos que presentan sus marcas como premium y de elevado estatus y escalafón socioeconómico. De oratoria brillante; se siente cómodo ante la multitud. Ejercen su poder con responsabilidad, desarrollando estrategias que acentúen sus diferencias y ventajas.

Objetivo: les mueve la creación de grupos y comunidades, cuyo anclaje radica en la consecución del éxito profesional. Buscan alcanzar prestigio y reputación que les conduzca a una posición social privilegiada.

Mayor temor: el caos y la pérdida de poder y de liderazgo.

Mensaje: «el poder no lo es todo, es lo único».

Descripción: crear y posicionar marcas de tal envergadura, necesariamente, les lleva a proyectar una gran responsabilidad por la disciplina que requiere. Su posición de poder les confiere liderazgo. Son espejo del éxito, del prestigio, de la exclusividad y la prosperidad profesional.

Estrategia: proyectan lo que son, garantías de calidad exclusiva. De su pertenencia a clases elitistas, privilegiadas y de acceso limitado, emerge su magnetismo.

Colores: negro, gris, verde oscuro, azul marino, dorado, granate.

 

Creador, el que innova.

Actitud: creadores perpetuos que, irremediablemente, están a la vanguardia de su sector, innovando. Dan opción a sus usuarios de desarrollar su propia creatividad, productos o servicios a partir de los suyos propios, de manera completamente personalizada. Abiertos a nuevas ideas.

Objetivo: hacen realidades tangibles, físicas o digitales, a partir de ideas intangibles y son capaces de hacerlas permanecer y prosperar a lo largo del tiempo.

Mayor temor: la mediocridad.

Mensaje: «si puedes imaginarlo, puedes crearlo».

Descripción: marcas volcadas en la acción para bajar al mundo tangible las ideas intangibles que florecen en la imaginación. Suelen anticiparse a lo que va a ocurrir en el mercado. Su autenticidad les dota de un carácter genuino y original. Canalizan su vocación, con creatividad, materializando ideas de forma tangible. Cuentan con una inquebrantable vocación y capacidad de superación que les permite neutralizar cualquier barrera que se les ponga por delante. Perfeccionistas en todo lo que hacen.

Estrategia: empujan a que cada persona trabaje en sacar lo mejor de sí misma, convirtiendo sus anhelos e ideas en realidades a las que sacarles partido. Proyectan una gran imaginación de la que emerge una enorme capacidad creativa. Ejemplos y promotores de libertad de expresión.

Colores: rojo, negro, blanco, gris.

 

Tus arquetipos, tu voz.

De cara a tener una comunicación versátil y fluida, es necesario que, primero, conozcas todos los arquetipos y, después, pases a trabajar sobre aquellos que sientes que conectan contigo.

De esta forma, al identificarte claramente con dos, tres o cuatro, conectarás y fluirás con las diferentes formas de ser de cada uno de tus ‘personajes’ -entiéndase como roles a interpretar-.

Al hacerlo, automáticamente, emergerá tu auténtica voz y activarás sus ‘botones emocionales‘, proyectando las emociones de tus arquetipos en tu comunicación y, ahí, lograrás conectar de una forma mucho más fluida, natural y directa con tu público objetivo.

Será entonces cuando el éxito de tu proyecto será simplemente inevitable porque habrás creado las condiciones necesarias que le permitirán florecer. Insisto, siempre que esté basado sobre tu valor sólido y lo trabajes bajo el principio de relevancia.

 

Cómo implementar los arquetipos.

Lo cierto es que este camino siempre arranca con el diseño la ficha de tu avatar, de la manera más exhaustiva posible: características, estilo de vida, edad, miedos, etc. No escatimes en detalles. A partir de ello, de la mano de los arquetipos, armarás un discurso natural, sólido y congruente que te harán único a sus ojos. De modo que:

1. Tómate tiempo para escoger, a conciencia, los arquetipos que más casan con tu esencia personal y, por ende, con tu marca y con tu avatar. Guíate por quién eres, qué haces y qué ofreces.

2. Para cautivar a tus clientes, has de conocerlos muy bien. Fíjate en sus valores, intereses y el problema que les vas a resolver.

3. Desarrolla las claves que van a conectar los deseos de tu avatar con tus productos o servicios, de manera que elabores los cimientos de tu discurso de venta. Tu comunicación debe ser lo más quirúrgica posible.

4. Si eres el CEO de tu empresa, tienes que usar tu cara como imagen de la marca. Si trabajas con tu marca personal, tienes que usar tu cara como imagen de la marca. Es una clave fundamental para crear engagement y que el potencial cliente empatice.

5. Trabaja con asertividad y congruencia los valores y cualidades más representativos en la simbología de tu marca. El objetivo es que se vinculen a las emociones que quieres hacer sentir a tu potencial cliente: logo, nombre, colores…

6. Define tu storytelling de manera congruente con tu identidad, sin dramatismos. Cuenta la historia que te ha llevado convertirte en quien eres y hacer lo que haces. Inspirarás a mucha gente.

7. Genera contenido de valor congruente con el arquetipo escogido, tu avatar, contigo, con tu historia, con tu profesión… Cuando el trabajo está bien hecho y todo emerge desde la raíz correcta, la creación de contenidos fluye como el agua que emana del nacimiento de los ríos.

Pablo Domínguez: 'Si realizas todo este trabajo despacio y a conciencia, lo difícil será que tu proyecto no despegue. 😉'. Clic para tuitear

 

Es todo por hoy.

¡Espero haberte sido útil!

¿Quieres más? Te veo en el mentoring.

Mientras tanto, ¡te espero en el siguiente post!

Os veo dentro, un fuerte abrazo, creadores.

#CrearEsGanar⚡🚀

- Clase gratis de 15 minutos -

Cómo escalar tu negocio de formación o servicios en menos de 30 días

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This