Seleccionar página

¿Cómo levantar desde cero una marca para generar patrocinadores?

Toda campaña de marketing online se sustenta en tres grandes pilares: una web ‘responsive’ adaptada al tipo de compañía que contenga necesariamente un ‘blog’ –preferentemente WordPress-, redes sociales (Google+ tiene relevancia SEO) y una sólida planificación SEO previa a la implantación de todas las herramientas anteriores. El SEM, campañas de pago, en según que casos puede llegar a ser interesante pero lo que realmente suma es el posicionamiento orgánico.

A todo lo anterior se añade de manera paralela el desarrollo gráfico de los diferentes logos e imágenes de las diversas plataformas que compongan el escaparate corporativo. No hay que olvidar que crear una marca humanizada y muy visual ayuda tanto a la captación como a la fidelización de potenciales clientes. Cada negocio posee su público objetivo que pasa diariamente frente al escaparate. De éste un porcentaje se parará frente al mismo, otra cantidad reducida de los que se paran, entrarán. Finalmente de los que entran sólo unos pocos comprarán. Es un embudo que hay que monitorizar y trabajar constantemente para optimizar su rendimiento.

Teniendo en cuenta todo lo anterior; entonces, y sólo entonces, es el momento de comenzar a trabajar. Con ésto se garantiza un porcentaje relevante de éxito cuando el escaparate está montado. Con todo, la segunda parte es, si cabe, todavía más crucial: la gestión. Aquí entra en juego la figura del CM o gestor de las plataformas corporativas, aunque por sí sólo no logrará grandes resultados. Es primordial que el jefe de la compañía se involucre por completo con él. ¿Por qué? Porque él y solo él permitirá que el trabajo tanto en redes sociales como en el resto de soportes contenga la esencia de su marca. Este tipo de contenido es el que llama la atención de los usuarios, lo que a su vez crea verdaderos lectores, que no seguidores.

Ahora bien, partiendo de cero, ¿cómo hacemos llegar al público general nuestra marca? La respuesta es simple, siguiéndoles. Por supuesto hablamos de Twitter. Con esto habrá aproximadamente un promedio del 10% de todas las personas a las que se siga que devolverán el seguimiento. Este paso se da única y exclusivamente para hacer llegar tu marca al público objetivo acorde a los intereses de la marca. Cada dos o tres días se deja de seguir a quienes no han devuelto el seguimiento para seguir a otras personas.

Para ello yo utilizo el siguiente código JavaScript:

Seguir masivamente:
var divs = $(‘.not-following .user-actions-follow-button’);
var followcounter = 0;
(function addFollow() {
setTimeout(function() {
if (followcounter++ < divs.length) {
divs[followcounter].click();
addFollow();
}
}, 500);
})();

Dejar de seguir a quien no te sigue:
function unfollowunfollowers(){
// Declaramos las variables
var index, users;
// Obtenemos todos los usuarios en pantalla en un objeto
users=document.getElementsByClassName(‘ProfileCard’);
// Procesamos usuario por usuario
for (index = 0; index < users.length; ++index) {
// Comprobamos si el usuario no nos sigue
var followstatus=users[index].getElementsByClassName(‘FollowStatus’);
if (followstatus.length == 0) {
//Comprobamos si lo estamos siguiendo o no (0 = lo estamos siguiendo)
var nofollowing=users[index].getElementsByClassName(‘not-following’);
if (nofollowing.length == 0) {
// En caso de que no nos siga, lo dejamos de seguir
users[index].getElementsByClassName(‘follow-button’)[0].click();
}
}
}
// Scripts Creados por KJ – http://outcontrol.net
}
unfollowunfollowers();

Por descontado, debe haber un riguroso trabajo que aplique el ‘gancho’ de la esencia que anteriormente comenté. Si no, no sirve de absolutamente nada seguir a clientes potenciales. La originalidad en Internet consiste en algo tan ‘simple’ como ‘ser uno mismo’ aplicado a la empresa. Es decir, contar el día a día de la compañía. ¿Fácil? No, no lo es. Se requiere de cierto tiempo de ‘pruebas’ para dar con el modelo adecuado y más fiel tanto a la marca como al sector de la misma. Los propios seguidores, con sus interacciones, irán guiando cada paso hasta dar con la tecla idónea. Se trata de innovación sistemática.

En lo referente a Facebook: abrir una página en esta red social requiere forzosamente una inversión para hacerla llegar al público. También es posible, y es como un truco, crear un perfil desde el que realizar determinadas peticiones de amistad, no a cualquiera dado que Facebook controla el spam y la privacidad, o al que sugerir amistades desde las cuentas personales. Deben ser personas del entorno de la entidad. Si os sirve de algo, en los tres primeros años de vida del perfil de Peligros Fútbol Sala, es la técnica que se empleó y que dio más de 1280 seguidores. Cuando tal técnica llegó a su ‘límite’, se convirtió a una página que ya cuenta con empaque profesional. La imagen corporativa debe hablar por sí sola.

Volviendo a lo que comentaba al principio de Google+, hay que reseñar y hacer especial hincapié que Google da puntos SEO por compartir publicaciones de empresa en esta red social que, si bien no cuenta con el tirón de Facebook y Twitter, sirve como herramienta de trabajo para ello. Se puede decir que Google, al compartir contenidos en su red social “entiende“: si ésto se comparte aquí, quiere decir que es importante. Luego, si es importante, esta url debe estar bien posicionada en las búsquedas de mi empresa. Funciona.

Ejemplo real: para peligrosfutbolsala.es necesité poco trabajo SEO. Recuerdo, la web está implementada en WordPress, cuya potencia SEO se debe tener en cuenta. Bastó con implementar las palabras clave en el nombre de las imágenes, los ‘alt‘ y los ‘title‘ de las mismas en las etiquetas HTML. Luego ingresé el dominio tan solo en dos directorios. Lo demás es trabajo en la web con las publicaciones y en Facebook, Twitter y Google+. Con esto casi de un día para otro, la dirección de la web pasó de casi no aparecer en las búsquedas a estar en primera página de resultados. En menos de una semana se consolidó como primer resultado en la primera página de búsquedas. Vaya por delante que la competencia era y es muy escasa. Tan solo ‘rivalizaban’ los posts publicados previamente en la web y emitidos a los medios de comunicación de la provincia de Granada. Con todo es buen reflejo del potencial de estas herramientas bien trabajadas.

En lo que respecta a otras redes sociales como pueda ser Instagram, no la he implementado para el club porque aún no tendría mucho sentido. Es otra de las cuestiones que tenéis que tener en cuenta: ¿qué redes sociales son las adecuadas para vuestra empresa? Por ejemplo: si se trata de algo relacionado con la fotografía o el diseño gráfico, posiblemente os interese estar en Instagram. Si necesitáis contratar personal cualificado, lo ideal es Linkedin donde poder publicar una oferta de trabajo. Facebook y Twitter junto a Google+, desde mi punto de vista son en el 99,99% de los casos innegociables para una compañía, indistintamente de su envergadura. Su versatilidad y potencia siempre ayudarán al crecimiento. Sin embargo recordad, única y exclusivamente si los perfiles están debidamente trabajados en torno a la esencia corporativa despertarán verdadero interés. No hay secretos ni atajos para atraer público.

Por supuesto jamás hay que olvidar que es obligatoria una escritura impoluta y correcta. Las faltas de ortografía y las frases incongruentes sencillamente son contraproducentes. Cualquiera no puede trabajar este apartado. Debe ser una persona apta y cualificada, con formación y conocedor, de primera mano, del día a día de la empresa. Hay que esforzarse en superar nuestro escaparate diariamente; es la imagen que ofrecemos al mundo. Es preferible no estar en las redes sociales a trabajarlas mal.

Comentarios

Comentarios